Se llama escultura (del latín sculptura) al arte de modelar el barro, tallar en piedra, madera u otros materiales. También se denomina escultura a la obra elaborada por un escultor. Es una de las Bellas Artes en la cual el escultor se expresa creando volúmenes y conformando espacios. En la escultura se incluyen todas las artes de talla y cincel, junto con las de fundición y moldeado. Dentro de la escultura, el uso de diferentes combinaciones de materiales y medios ha originado un nuevo repertorio artístico, que comprende procesos como el constructivismo y el assemblage. En un sentido genérico, se entiende por escultura la obra artística plástica realizada por el escultor.

Desde tiempos remotos el hombre ha tenido la necesidad de esculpir. Al principio lo hizo con los materiales más simples y que tenía más a mano: piedra, arcilla y madera. Después empleó hierro, bronce, plomo, cera, yeso, resina de poliéster y plásticos con refuerzo de fibra de vidrio, hormigón, la cinética y la reflexión de la luz, entre otros.

La escultura tuvo en su principio una única función, su uso inmediato; posteriormente se añadió una función ritual, mágica, funeraria y religiosa. Esta funcionalidad fue cambiando con la evolución histórica, adquiriendo una principalmente estética o simplemente ornamental y llegó a ser un elemento duradero o efímero.

Como ya hemos señalado, nos centraremos en la Edad Contemporánea. A partir del siglo XIX los medios de comunicación tuvieron un papel cada vez más importante en la difusión del arte en todo el mundo. Los estilos se desarrollaban cada vez con más rapidez, ya fuera conviviendo, yuxtaponiéndose o enfrentándose entre ellos. La palabra vanguardia artística se comenzó a emplear a finales del siglo XIX, y así se identificaba a los artistas que promovían actividades que se consideraba que revolucionaban el arte, con la intención de transformarlo. Se caracterizaban por la libertad de expresión y las primeras tendencias vanguardistas fueron el cubismo y el futurismo. La escultura podía dejar de imitar la realidad y valorar el vacío, los juegos de luz o el volumen en negativo, o podía añadir movimiento con acciones mecánicas o con agentes atmosféricos. Cabe destacar también el uso de nuevos materiales como el acero, el hierro, el hormigón y los plásticos.

Durante el romanticismo el artista aspiraba a la representación del entorno completo del hombre en «la obra de arte total» que había imaginado el pintor alemán Philipp Otto Runge. Es en Francia donde surgieron algunas esculturas románticas. Allí destaca el artista Antoine Louis Barye, con obras sobre luchas de animales.

descargaBarye, León y serpiente.

Del impresionismo cabe destacar las esculturas de bailarinas de Degas, en el que refleja el instante gestual, o las obras de Auguste Renoir que reprodujo en relieves sus propias pinturas. Pero quien realmente fue un innovador fue Auguste Rodin el cual, como los impresionistas, despreciaba la apariencia externa del acabado. 

rodin2

Auguste Rodin, El pensador.

El modernismo, que surgió entre el siglo XIX y el siglo XX, adoptó diferentes nombres según los países: Art nouveau en Francia, Modern Style en Inglaterra, Sezession en Austria y Jugendstil en Alemania. En Cataluña, el modernismo tuvo un gran auge, aunque fue en la arquitectura donde más sobresalió, constituyendo un movimiento que englobó todas las artes y se realizaron esculturas tanto en monumentos públicos y funerarios como aplicadas a la arquitectura, destacando, entre otros los artistas: Vallmitjana, Benlliure, Blay, Llimona o  Clarà. En esta misma línea mediterránea entra también Manolo Hugué  (conocido coloquialmente como Manolo) que supuso una síntesis entre clasicismo y primitivismo.

Picasso exploró la escultura cubista, descomponiendo el volumen en planos geométricos, empleando nuevos elementos como cuerda, alambre o madera sin cortar. Constantin Brancusi, innovó buscando el vacío, y consiguió la simplificación para llegar a formas perfectas a través de los materiales empleados. Umberto Boccioni, supo trasladar a la escultura temas del futurismo, como el dinamismo y la introducción de toda clase de materiales; sometido al arte figurativo, Formas únicas de continuidad en el espacio (1913) fue una de las obras clave de este movimiento.

260px-'Unique_Forms_of_Continuity_in_Space',_1913_bronze_by_Umberto_Boccioni

Boccioni, Formas únicas de continuidad en el espacio

Marcel Duchamp, uno de los primeros escultores del dadaísmo, hacia el 1913 realizó esculturas a partir de objetos vulgares, lo que se llamó el arte encontrado o ready-made, la primera obra fue una rueda de bicicleta sobre un taburete. 

El constructivismo, fue un movimiento aparecido en Rusia después de la Revolución de Octubre de 1917; artistas como Vladimir Tatlin, los hermanos Naum Gabó y Antoine Pevsner influyeron considerablemente en el arte contemporáneo.

El neoplasticismo (De Stijl), en la misma época (1917), buscaba la renovación estética y la configuración de un nuevo orden armónico de valor universal, con una estructuración a base de la armonía de líneas y masas rectangulares de diversas proporciones, destacando la obra de Georges Vantongerloo. Algunos pintores surrealistas, realizaron esculturas relacionadas con sus ideas pictóricas; cabe citar a Max Ernst (Espárragos lunares, 1935) y Joan Miró, quien empleó cuerda y trozos de metal combinados.

Dona_i_OcellJoan Miró, Mujer y pájaro.

Entre las dos guerras mundiales, destacan Julio González y Pablo Gargallo, con unas primeras obras de carácter modernista, pero a partir de 1927 realizaron ensayos con trabajos en hierro; Julio González innovó con la soldadura autógena, un estilo experimental más en el abstracto.

Pablo_gargallo-kiki_de_montparnasse_front_ehPablo Gargallo, Kiki de Montparnasse.

En esta época Henry Moore contribuyó a desarrollar el arte de vanguardia, a pesar de que su obra no pertenece a ningún movimiento determinado; creó imágenes figurativas y estudió el volumen en el espacio. Como Moore, el suizo Alberto Giacometti estuvo relacionado con el surrealismo, pero a partir de 1947, se decantó por la corriente figurativa con unas estructuras en donde dominan figuras muy alargadas.

Se pueden citar otros escultores abstractos, como Barbara Hepworth, Alexander Calder, Alberto Sánchez, Pablo Serrano, Jorge Oteiza y Eduardo Chillida. A partir de la década de 1970, aparecen nuevos movimientos artísticos, como el minimalista, el arte conceptual, el denominado land art, el arte povera, el hiperrealismo, el performance o la postmodernidad, con artistas como David Smith, Roy Lichtenstein, Donald Judd, Carl Andre, Dan Flavin, Sol LeWitt, Richard Serra, Dennis Oppenheim, Christo y Jeanne-Claude, entre otros.

1024px-HenryMoore_RecliningFigure_1951

Henry Moore, Reclining figure.

Desde los años 60, se ha venido utilizando el concepto de escultura en el campo expandido, desarrollado por Rosalind Krauss, en referencia a la ampliación, desde la aparición de la escultura minimalista y corrientes posteriores, sobre el límite de este arte y qué se puede considerar escultura y qué no.

Con respecto al mercado actual, debemos diferenciar de nuevo qué ocurre en el mercado nacional y en el internacional. En nuestro país, la escultura contemporánea está marcada por algunos de los más destacados artistas nacionales: Chillida, Oteiza,  Valdés (Equipo Crónica)… Sin apenas presencia de artistas foráneos.

news_story_detail-segre1

Equipo Crónica, El huevo de pascua, vendido en mayo de 2012 por 36.000€

El mercado internacional aparece dominado por los grandes nombres de la escultura actual, como Damian Hirst o Jeff Koons. Por otro lado son cada vez más habituales las piezas realizadas por artistas orientales, sobre todo de origen chino.

jeff_koons_balloon_monkey_d5846097h

Jeff Koons, Balloon Monkey, vendido en Christie´s el 12 de noviembre de 2014 por 25.925.000 $

Por tanto, y como conclusión, podemos afirmar que la escultura contemporánea de calidad, llega a alcanzar precios muy elevados en el mercado actual, comparables a los de otras manifestaciones artísticas como puede ser la pintura atribuida a los grandes nombres de la Historia del Arte.