nxcui730Moebius

Se llama historieta o cómic (plural cómics) a una serie de dibujos que constituyen un relato, con texto o sin él, así como al medio de comunicación en su conjunto.

Partiendo de la concepción de Will Eisner de esta narrativa gráfica como un arte secuencial, Scott McCloud llega a la siguiente definición: “Ilustraciones yuxtapuestas y otras imágenes en secuencia deliberada con el propósito de transmitir información u obtener una respuesta estética del lector”. Sin embargo, no todos los teóricos están de acuerdo con esta definición, la más popular en la actualidad, dado que permite la inclusión de la fotonovela y, en cambio, ignora el denominado humor gráfico.

El interés por la historieta «puede tener muy variadas motivaciones, desde el interés estético al sociológico, de la nostalgia al oportunismo». Durante buena parte de su historia fue considerado incluso un subproducto cultural, apenas digno de otro análisis que no fuera el sociológico, hasta que en los años 60 del pasado siglo se asiste a su reivindicación artística, de tal forma que Morris y luego Francis Lacassin han propuesto considerarlo como el noveno arte, aunque en realidad sea anterior a aquellas disciplinas a las que habitualmente se les atribuyen las condiciones de octavo (fotografía, de 1825) y séptimo (cine, de 1886). Seguramente, sean este último medio y la literatura los que más la hayan influido, pero no hay que olvidar tampoco que «su particular estética ha salido de las viñetas para alcanzar a la publicidad, el diseño, la moda y, no digamos, el cine».

Las historietas suelen realizarse sobre papel, o en forma digital (e-comic, webcómics y similares), pudiendo constituir una simple tira en la prensa, una página completa, una revista o un libro (álbum, novela gráfica o tankōbon). Han sido cultivadas en casi todos los países y abordan multitud de géneros. 

guido-crepax-valentina-mostra-22Guido Crepax, Valentina.

Diversas manifestaciones artísticas de la Antigüedad y la Edad Media pueden ajustarse a la definición de cómic dada más arriba: Pinturas murales egipcias o griegas, relieves romanos, vitrales de iglesias, manuscritos iluminados, códices precolombinos, Biblia pauperum, etc. Con la invención de la imprenta (1446) se producen ya aleluyas, y con la de la litografía (1789), se inicia la reproducción masiva de dibujos.

En la primera mitad del siglo XIX, destacan pioneros como Rodolphe Töpffer, pero será en la prensa como primer medio de comunicación de masas, donde más evolucione la Historieta, primero en Europa y luego en Estados Unidos. Es en este país donde se implanta definitivamente el globo de diálogo, gracias a series mayoritariamente cómicas y de grafismo caricaturesco como The Katzenjammer Kids (1897), Krazy Kat (1911) o Bringing up father (1913). A partir de 1929, empiezan a triunfar las tiras de aventuras de grafismo realista, como Flash Gordon (1934) o Príncipe Valiente (1937).

Estas invadirán Europa a partir de 1934 con Le Journal de Mickey, aunque con resistencias como Tintín (1929) y Le Journal de Spirou (1938), y movimientos originales como el de la novela en imágenes. A partir de este año, sin embargo, las tiras de prensa estadounidenses empezarían a acusar la competencia de los comic-books protagonizados por superhéroes.

tintinHergé, Tintin.

Durante la postguerra, las escuelas argentina, franco-belga y japonesa adquieren un gran desarrollo, gracias a figuras como Oesterheld, Franquin y Tezuka, respectivamente. En general puede decirse que “el grueso de la producción norteamericana, para la segunda mitad de los años sesenta, ha bajado de nivel y se halla por debajo de la producción francesa o italiana”.

Será en ambos países donde se afiance una nueva conciencia del medio, orientándose los nuevos autores (Crepax, Moebius, etc.) hacia un público cada vez menos juvenil. Con ello, y con la competencia de nuevos medios de entretenimiento como la Televisión, el cómic va dejando de ser un medio masivo, salvo en Japón. Precisamente, su historieta conquistará el resto del mundo a partir de 1988, gracias al éxito de sus versiones en dibujos animados. Del mismo modo, las experiencias del cómic underground de los años 60 cristalizan en un sólido movimiento alternativo, ya en los 80, que da lugar a su vez al movimiento de la novela gráfica. Internet también constituye un nuevo factor a tener en cuenta.

La disciplina de la ilustración dentro del mundo del arte ha sido considerado hasta hace poco tiempo como un subgénero menos rentable y de menor interés cultural. No obstante, hoy en día con la transformación de las sinergias culturales contemporáneas el hecho de ser un campo visual, instantáneo, atractivo y asequible lo convierte en un objetivo con una gran proyección económica. Dicha proyección puede ser vista tanto en medios de distribución de las imágenes abandonando los campos tradicionales como la editorial o la publicidad y abordando otros campos como las redes sociales, en especial Instagram.

Por otra parte, su proyección como valor cultural es inherente a su propio formato, como se demuestra en las últimas ventas de Norman Rockwell y Hergé, superando cifras millonarias.

descarga (4)Norman Rockwell, Basketball

El mundo de la ilustración ofrece, actualmente, una oportunidad magnífica para invertir en él, de hecho, gracias a las innovaciones tecnológicas, se ha ampliado y revolucionado su producción, su escala y su magnitud económica. De esta manera podemos ver cómo un póster de Gabriel Moreno alcanza los 500€ igualando o superando dibujos y bocetos de artistas plásticos tradicionales.

La ilustración tiene un gran proyección debido a su versatilidad y a no estar explotada de manera correcta: su potencial económico no tiene optimizado su desarrollo. Esta disciplina artística cuenta con una gran potencial de revalorización económica porque la dinámica artística actual se orienta más a lo que tradicionalmente se consideraban como subgéneros del arte. Vemos aquí cómo bocetos, esquemas de artistas reconocidos y consagrados consiguen récords de cotización en las subastas.
están despegando económicamente y su homólogo en la escena contemporánea actual es el vasto campo de la ilustración.

Alice2Iván Barrenetxea, Alicia en el país de las maravillas.

La Ilustración es un vastísimo campo que despega también económicamente en la escena contemporánea. Con un potencial de revalorización sin explotar, nos encontramos en un momento idóneo para invertir en él: bajo coste con proyección de crecimiento en un corto o mediano plazo.

En cuanto a su proyección cultural, el interés que despierta esta disciplina con la irrupción de internet y la facilidad que presenta a los ilustradores la difusión de su obra a través de plataformas web y redes sociales, permite un mayor reconocimiento ampliando así la posibilidad de mercado.

vinz_feel_freeVinz Feel Free, The streets are ours

Por tanto, no es extraño encontrarnos, en el mundo del mercado secundario del arte, subastas en las que se ponen en venta piezas de cómic. Y que alcanzan valores que pueden llegar a sorprendernos.

Por ejemplo, un póster de Flash Gordon,  realizado en 1936, se subastó en Christie´s en noviembre de 2001, por 52.875$. Lo que nos indica que hay un coleccionismo activo sobre este tipo de piezas, altamente valoradas.

d3820538r

Más recientemente, la empresa Metropolis Collectibles and Comic connect, subastó a través de su web: www.comicconnect.com, en diciembre de 2012, el primer ejemplar de Superman, editado en 1938, por 1,6 millones de euros. Su precio de salida era de 900.000€.

superman--644x362

El 4 de julio de 2012, Sotheby´s realizó una subasta dedicada al mundo del cómic, con una oferta muy variada, entre las que cabría destacar algunas obras de Hergé, con  estimaciones entre los 240.000-260.000€.

086PF1224_6G9NM_1