jeff koons

Jeff Koons junto a su obra “Orange Balloon Dog Plate”

En este artículo veremos cual fue el balance del mercado internacional de arte contemporáneo en 2014 (informaciones registradas hasta principios de julio), según las ventas hechas desde las casas de subastas. Es importante recordar que son considerados artistas contemporáneos aquellos nacidos a partir de 1945.

Basamos nuestro artículo en el informe anual hecho por ArtMarketInsight, la agencia informativa de Artprice.com, en colaboración con el departamento de Econometría de Artprice.com. Todos los años, ArtPrice  publica, en varios idiomas, estudios de análisis sobre  las adjudicaciones registradas en todo el mundo. Según ArtPrice, estos informes no incluyen comisiones de compradores, impuestos de ningún tipo, ni tampoco las transacciones directas realizadas por las casas de subastas. Las cifras que se ofrecen tampoco incluyen los gastos de venta.

La crisis tuvo un fuerte impacto sobre el mercado del arte contemporáneo, las ventas entre los años 2009 y 2010 constataron una caída de los precios del 48%. Sin embargo, en los últimos cuatro años el mercado del arte contemporáneo se ha convertido en un rentable negocio con “la globalización de la demanda y la consiguiente llegada masiva de inversores de altísimo poder adquisitivo.”. De esa manera, en 2014 se ha alcanzado un nuevo pico, el ultimo había sido en 2007,  “y de hecho este año ha sido el mejor de la historia de las ventas de arte contemporáneo en subasta, así como en términos de ingresos totales, de crecimiento de los precios y de récords de adjudicaciones”El arte contemporáneo actualmente tiene índices de rentabilidad excepcionales y por eso su demanda ha crecido considerablemente, hasta tal punto que hoy se venden cinco veces más obras que hace 10 años y con niveles de precios incomparables. como ejemplo ilustrativo, baste decir que en la temporada 2012 – 2013 el arte contemporáneo ganó 1.126 millones de euros, mil millones más que diez años antes. En 2014 la venta de obra contemporánea ha alcanzado los 1.500 millones de euros.

Ingresos por ventas semestrales de arte contemporáneo. Fuente: Artprice

Ingresos por ventas semestrales de arte contemporáneo. Fuente: Artprice

El récord de venta en subasta de obra contemporánea es para Jeff Koons: su obra Orange Balloon Dog Plate alcanzó los 38’8 millones de euros. Además, otras doce obras contemporáneas alcanzaron precios superiores a los 10 millones de euros (obras de Jean-Michel Basquiat, Christopher Wool, Zeng Fanzhi, Martin Kippenberger, y Peter Doig). Es significativo señalar el dato de que en toda la historia de las subastas 26 obras han superado los 10 millones de euros; es decir, la mitad de ellas lo hicieron en 2014.

"Dustheads", de Basquiat. Alcanzó los 33'5 millones de euros.

“Dustheads”, de Basquiat. Alcanzó los 33’5 millones de euros.

 

El Balloon Dog de Koons, escultura de tres metros por cuarto, es la obra contemporánea más cara del mundo desde el 11 de noviembre de 2013. Jeff Koons comenzó su actividad artística en 1980 reinterpretando objetos cotidianos, y se convirtió rápidamente en el maestro por excelencia del kitsch. Con tres subastas por encima de los 20 millones, Koons es el artista más caro de la escena contemporánea.

El chino Zeng Fanzhi ha entrado recientemente en el ránking de los artistas contemporáneos más caros, generando 59’6 millones de euros con sus obras vendidas en subasta en 2014. Fanzhi se convierte en uno de los artistas contemporáneos más cotizados tras alcanzar su primer millón en subasta en 2007 (multiplicando por once su estimación mínima). En Octubre de 2013 alcanza los 15’1 millones por The Last Supper, una recreación de La Última Cena de Da Vinci, situándose como la 14ª mejor adjudicación de la historia del mercado del arte contemporáneo.
China se está imponiendo sobre Estados Unidos en el mercado del arte contemporáneo a grandes pasos: China ha alcanzado los 601 millones de euros, mientras que Estados Unidos se ha quedado por detrás con 552 millones, generando entre las dos el 78% de los ingresos mundiales de arte contemporáneo.

"The Last Supper", de Zeng Fanzhi

“The Last Supper”, de Zeng Fanzhi

 

Christopher Wool, que inició su carrera artística en la década de 1980, ha superado su propio récord en 10 millones en esta temporada pasada: Christie’s vendió su lienzo Apocalypse Now por 17’5 millones de euros el 12 de Noviembre de 2013.

"Apocalypse Now", de Christopher Wool

“Apocalypse Now”, de Christopher Wool

 

El fallecido artista alemán Martin Kippenberger impuso su estilo más allá de las normas desde 1980. Como pasa en numerosas ocasiones, el gran reconocimiento por parte del mercado le llega póstumamente, y en Mayo de 2014 un lienzo suyo sin título alcanzó los 11’9 millones de euros.

El británico Peter Doig ha llegado el ránking de los artistas contemporáneos más cotizados con su pintura romántica y misteriosa, de seres indefinidos. Desde 2005 ha alcanzado hasta 28 subastas millonarias, siendo la máxima de 10’9 millones de euros por la obra Gasthof.

"Gasthof", de Peter Doig

“Gasthof”, de Peter Doig

 

Aunque no lo parezca, el arte no es exclusivo de grandes inversores o adinerados entendidos de arte: en todo el mundo se venden cada año en las subastas entre 100.000 y 200.000 obras de arte por menos de 5.000 euros. En el mercado contemporáneo, las cifras millonarias sólo suponen el 0’3%, aunque, claro está, son las más mediáticas.
Una alternativa es la fotografía, donde la obra es asequible: los fotógrafos más grandes presentan una oferta por debajo de los 5.000 euros, aunque siempre dependerá de la relevancia que tenga el ejemplar dentro de la obra general del artista.

Ingresos por ventas por categorías. Fuente: Artprice

Ingresos por ventas por categorías. Fuente: Artprice

 

Otro aspecto es que el mercado del arte contemporáneo es el que implica más riesgos, pues es menos maduro, más especulativo y volátil. No obstante, la generación mayor de 50 años ya ha alcanzado fama mundial, y el mercado del arte lo nota.